Capturando la luz de Holanda

Existe una legendaria leyenda que afirma que la luz en Holanda es completamente distinta a la luz que puedes contemplar en otras latitudes. Y no puedo más que corroborar dicha afirmación. Los pintores del Siglo de Oro neerlandés supieron como nadie captar la esencia del aura que envuelve los países bajos. El arte holandés tuvo que reinventarse completamente y supo hacerlo centrándose en la observación, en la contemplación de los paisajes y escenas de la vida cotidiana.

‘MARKEN. HOLANDA’ es el título de una serie de exploraciones pictóricas que he llevado a cabo guiado por la admiración que siento hacia esta forma de entender el arte y, por ende, la vida. Tres estudios plásticos que suponen un acercamiento hacia esos mitos que engañan los sentidos y dejan entrever lo apasionante que se torna un futuro incierto.

 

ESTUDIO I

Mitos que engañan a los sentidos.

Aguas que recorren nubes de igual manera.

Pero tu luz era distinta, o al menos, a mí me lo parecía.

 

ESTUDIO II

Nuevos reflejos que ilusionan las manos. Calidez y esperanza caminan de nuevo para concluir en un acto que, aunque no te cuente, conlleva el valor de un intento desesperado.

 

ESTUDIO III

Tales son los contrastes que no me atrevo a imaginarlos estampados. Luces y sombras entrelazadas para dar rienda suelta a un horizonte lejano, poco definido, alcanzable y divertido.

 

Port Relacionados

Comments (1)

Un pueblo pesquero maravilloso, cuando lo visité hace ya muchos años no puede por menos que dejarme llevar por esa cantidad de colores tan distintos y a la vez tan reales. Una atmósfera que te embargaba y que me hizo preguntarme muchas veces como un pueblo tan frío,húmedo y desapacible según la época del año podía ser capaz de generar esa calidez y vivacidad en los colores.

Leave a comment